Cambio de pañal y baño

Higiene diaria del bebé

La higiene diaria del bebé es muy importante y requiere mucha atención y delicadeza.

igiene-quotidiana-neonato

Para muchos padres, cuidar la higiene diaria del bebé, sobre todo en los primeros días de vida, puede ser abrumador. Solo hay que seguir unos cuantos consejos para que la rutina de la higiene diaria se convierta en un momento tranquilo y placentero. El mejor momento para hacerlo es después del baño, cuando el bebé está tranquilo y relajado.

Cómo limpiar los oídos al bebé.

Los oídos del bebé deben limpiarse con regularidad (varias veces a la semana) con un bastoncillo de algodón, mejor si son una versión segura para el bebé. Limpiaremos únicamente la zona exterior visible o el pabellón.

Cómo lavar los ojos al bebé.

Para lavarle los ojitos, utiliza una pequeña gasa estéril empapada en una solución salina.

Cómo y cuándo cortarle las uñas.

Córtale las uñas a menudo para que no se arañe. Lo mejor es usar unas tijeras especiales con la punta redondeada o una lima de uñas. Las uñas, tanto de las manos como de los pies, deben cortarse en recto para evitar que se encarnen. Esta operación puede ser difícil, por eso lo mejor es hacerlo con el bebé relajado o mientras duerme.

Cómo lavarle la nariz al bebé.

También la nariz exige una atención especial: no olvidemos que cuando el bebé respira por la nariz despejada, le resultará más fácil comer y dormir. Limpia los orificios nasales (primero uno y luego el otro) con una solución ligeramente salina.

Higiene oral: cuándo empezar.

Aunque tu niño sea solo un bebé y todavía no tenga dientes, el aseo diario no sería completo sin la higiene bucal. Después de comer, límpiale las encías con un gel específico para encías que desinfecte la boca del bebé.

También podría interesarte

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo