Anti-mosquitos para niños

Siempre que las temperaturas sean cálidas, es esencial proteger la piel de los niños contra los mosquitos.

antizanzare-per-bambini

No solo durante el verano, sino también en los meses más templados, disfrutamos muchas horas del día fuera de casa. Es por ello que hay que equiparse con todo lo que necesitamos para estar al aire libre con nuestro bebé (botella de agua, sombrero para el sol, merienda, etc.).

Sin embargo, antes de cerrar la puerta, no te olvides de meter en la bolsa un producto antimosquitos específico para niños. ¿La razón? Porque en los niños, especialmente, las picaduras no solo son molestas, sino que también pueden provocar importantes reacciones irritativas y alérgicas con erupciones cutáneas prolongadas y duraderas.

Listo para cualquier eventualidad.

Dos son las principales herramientas preventivas que sugiere la Organización Mundial de la Salud para protegernos de los insectos: el control del medio ambiente y el uso de repelentes. En el caso de los productos antimosquitos para niños, es importante que la formulación sea específica para niños.

Es por eso que debemos dotarnos de repelente de insectos para los niños o toallitas de mosquitos, para disfrutar del sol y jugar con vuestros hijos en el parque. El repelente de mosquitos es una emulsión fluida de peso ligero en una base acuosa, y se puede utilizar en cualquier momento del día.

La tecnología también nos ayuda. Actualmente existen productos electrónicos ideales para salir a la calle y ahuyentar a los mosquitos. Son los dispositivos ultrasónicos antimosquitos portátil, con batería y pinza para enganchar al cochecito o silla de paseo con un práctico clip.

¿Y en casa, cómo los protegemos?

Podemos continuar protegiendo la piel del bebé con un aerosol anti-mosquito que combina acción repelente con acción calmante. O bien también con dispositivos domésticos de ultrasonidos que se conectan a la corriente y ahuyentan a los mosquitos evitando molestas picaduras mientras el niño duerme.

Previniendo picaduras.

He aquí cinco consejos prácticos para prevenir las picaduras tanto fuera como dentro de casa:

  1. Aplicar sobre la piel una capa fina de antimosquitos o cosméticos protectores de mosquitos específicos para niños, evitando el contacto con los ojos, la boca y las membranas mucosas.
  2. Usar mosquiteros con un tejido ajustado en la cama o en la silla de paseo donde el niño duerme.
  3. Evitar dejar recipientes llenos de agua estancada en la terraza, el jardín o la parte baja de la ventana para no tentar a los insectos o mosquitos a entrar en casa.
  4. Limitar el uso de perfumes o desodorantes con un olor intenso que podría atraer a los mosquitos.
  5. Evitar usar ropa muy colorida y brillante; usar suéteres de mangas largas, pantalones largos, calcetines y zapatos cerrados, especialmente para caminar en el campo o donde la hierba esté alta.

También podría interesarte

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo