Cuidado y bienestar

Tips de cuidados en casa para tu bebé recién nacido

¡Es hora de llevar a tu bebé a casa! Aquí unos tips para cuidar su bienestar.

cuidados-en-casa-para-recien-nacidos

Los primeros días con tu bebé pueden pasar en un abrir y cerrar de ojos. Para ayudarte a navegar mejor esta etapa de “recién nacido” con tu bebé, a continuación te proporcionamos algunos tips y consejos que te ayudarán a cuidar su bienestar y su salud en esta etapa tan delicada. Ahora sí, ¿estás lista?

Tip 1: Prepara un “Kit de Bienvenida”

Cuando regreses del hospital con tu pequeño, lo último que querrás hacer con tu pareja será salir de compras. Para ello te recomendamos que compres con antelación todos los artículos que consideres esenciales para los cuidados inmediatos de tu bebé para estas primeras semanas. 

De esta forma, cuando regreses a casa con tu pequeñín, podrás hacer uso de este “kit de bienvenida” sin preocuparse por nada más que disfrutar de su pequeño. Además de los objetos básicos como pañales, biberones, tetinas o cambios de ropa, nosotros recomendamos que este kit incluya:

  • Extractor de leche: en caso de que decidas amamantar a tu recién nacido pero desees crea reservas de leche materna para alimentarlo con biberón posteriormente.
  • Trapos para reflujo: ideales para evitar manchar tu ropa o la de tu pareja cuando tu bebé regurgite su alimento.
  • Al menos dos bolsas de pañales para recién nacido: no obstante, no compres paquetes grandes en caso de que las tallas no sean las adecuadas para tu pequeño o lleguen a causarle alguna irritación en su piel.
  • Toallitas húmedas y crema para pañal: las cuales no deben contener alcohol o parabenos que puedan dañar su piel.
  • Cuna colecho: la cual puede ayudar mucho a regular el sueño de los pequeños y facilita su cuidado en las noches.
  • Trapos suaves: para limpiar todo tipo de líquidos.

Tip 2: Prepárate para no dormir bien hasta su cuarto mes de nacido.

El ciclo de sueño de un recién nacido es impredecible, sin embargo, algunos especialistas concuerdan que este es de alrededor de 8 horas durante el día y 8 horas por la noche, en intervalos distintos. Tomando esto en cuenta, trata de descansar en intervalos similares por medio de siestas. 

Recuerda que es esencial que tu pareja y tú apoyen su descanso mutuo, aprovechando las pequeñas ventanas de sueño que permita su bebé, para descansar lo más que puedan. Con el tiempo, el sueño de tu bebé comenzará a regularse según tu horario y podrás descansar mejor.

Tip 3: Para descansar más, prepara reservas de leche materna

Los bebés, en especial los recién nacidos, tienen estómagos diminutos por lo que deben ser alimentados, en promedio, cada 3 horas durante los primeros 3 a 4 meses de nacidos. En caso de que estén dormidos, deberás despertarlos para comer.

Esto puede ser muy complicado si buscas tomar siestas reparadoras. Sin embargo, tu pareja podrá apoyarte con la alimentación de tu bebé si comienzas a guardar reservas de leche materna. Para ello, utiliza una extractor de leche eléctrico o manual, llena algunos biberones y déjalos en el congelador. En caso de que te encuentres dormida y ya sea la hora de la comida de tu bebé, tu pareja podrá usar la reserva que tienen guardada y alimentar a tu pequeño.

Tip 4: No todo pañal debe ser cambiado inmediatamente

Si tu bebé está dormido y sientes que su pañal está algo mojado, no te apresures a despertarlo para cambiarlo. Así es. A diferencia de los movimientos gástricos y las heces que tu pequeño produce, la orina bien puede ser manejada por el mismo pañal, el cual la absorbe sin llegar a derramarla y sin generar alguna reacción alérgica en su piel. Además, en estos primeros días, el descanso de tu recién nacido también es esencial y despertarlo innecesariamente puede ser contraproducente. 

Tip 5: Adquiere un kit de primeros auxilios para bebés

Monitorear la salud de tu bebé en sus primeras semanas en casa es esencial. Para ello guarda, en algún lugar de fácil acceso, un kit de primeros auxilios para bebés. Este debe contener:

Tip 6: Aprende a identificar los signos de emergencia

Durante estos primeros días, el sistema inmunológico de tu bebé está en actualización constante por lo que es normal que llegue a enfermarse con frecuencia. Sin embargo, es importante que sepas identificar rápidamente qué síntomas graves requieren atención inmediata de un doctor. A continuación, te enumeramos aquellos síntomas que requieren ayuda médica de emergencia inmediata:

  • Respiración acelerada o irregular
  • Fosas nasales ensanchadas
  • Coloración azul en su cara
  • Gruñidos al respirar
  • Dificultad al inhalar
  • Presencia de sangre en sus heces u orina
  • Temperatura (rectal) que supera los 38°
  • Convulsiones o ataques epilépticos

Si notas alguno de estos síntomas comunícate con tu pediatra y parte con tu bebé al hospital pediátrico más cercano.

Tip 7: Juega con tu recién nacido

Quizás no lo parezca, pero detrás de esa pequeña carita una revolución está ocurriendo: ¡el cerebro de tu pequeño se está desarrollando a la velocidad de la luz! Es por esto que, aunque parezca que tu bebé solo quiere comer y dormir durante sus primeros meses de vida, comenzar a “jugar” con él le ayudará a desarrollar algunas de sus capacidades cognitivas esenciales.

Algunas cosas que puedes presentarle a tu recién nacido, a modo de juego, si así lo deseas, son:

  • Juguetes con texturas
  • Música y sonidos tranquilizadores (además de tu voz)
  • Brazaletes con sonajas
  • Espejos irrompibles

Sobre el mismo tema

Artículo

Artículo

Artículo