Embarazo

Ropa para el embarazo: cómo elegir la correcta

Una guía para navegar la moda de maternidad y elegir la ropa más adecuada para el embarazo.

abbigliamento in gravidanza

Ropa de maternidad para una nueva forma del cuerpo

A partir del segundo trimestre del embarazo, tu cuerpo cambia y tu vientre comienza a crecer: las futuras mamás necesitan pensar en ropa de maternidad, que sea cómoda y práctica  pero también que esté en tendencia y que vaya de acuerdo a tu estilo y necesidades, para que te puedas cuidar durante el embarazo. Hay un gran número de opciones para las madres en el mercado. 

Comodidad y calidad primero

Sea que prefieras faldas o pantalones, vestidos o  pants, siempre es importante que la ropa de maternidad esté hecha de textiles naturales y sea de lo más confortable. El flujo de sangre se alenta durante el embarazo, y eres más propensa a sufrir de hinchamiento y retención de agua en las piernas. Por lo tanto, es recomendable evitar la ropa apretada y los accesorios apretados como cinturones, hebillas y otras sujecciones; mejor favorecer prendas de algodón suelo o que puedan ajustarse a la cintura. Los jeans de maternidad son una gran solución para las mamás más modernas.

Algodón y fibras naturales para la ropa interior

El contacto con las particularmente sensibles partes privadas requiere de un cuidado específico. La piel de una mujer embarazada es muy delicada y corre el riesgo de irritarse. Tomando en cuenta que la ropa interior sintética puede promover escozor y alergias. es mejor no usarla. Los trajes de baño de maternidad y bragas están hechos de algodón para evitar infecciones vaginales. Lo mismo aplica para los camisones y pijamas

Esperar a usar tacones y flats

Los zapatos son esenciales para completar tu atuendo y hacer que tu ropa se destaque durante el embarazo. Esa es otra opción que requiere un cierto grado de atención. En el embarazo, las mujeres tienen un mayor riesgo de caídas y esguinces debido a los ligamentos más flojos. Eso hace que sea mejor evitar los talones demasiado altos y estrechos, lo que, sobre todo, evita la colocación correcta del pie, y ayuda a promover calambres e hinchazón. Un zapato con el tamaño adecuado, el tacón medio y la suela ancha sujeta el pie sin apretarlo, y hace que la marcha sea más estable, ofreciendo el soporte adecuado para el talón y la pantorrilla.

Temas relacionados...

Artículo

Artículo

Artículo